Los shompenLos shompenLos shompenLos shompenLos shompen

Los shompen

"No se acerquen a nuestras colinas"

Involúcrate   Hazte socio/a o dona

Un pueblo indígena no contactado de una isla india se enfrenta al genocidio en nombre del “megadesarrollo”

Los shompen son un pueblo indígena no contactado de la isla india de Gran Nicobar. Ahora se enfrentan al genocidio por un proyecto de “megadesarrollo” para transformar su pequeña isla en el “Hong Kong de la India”.

Una isla como ninguna otra

Durante siglos, la mayoría de los shompen han rechazado todo tipo de contacto con foráneos, lo que les ha mantenido a salvo de las terribles consecuencias del contacto experimentadas por la mayoría de los otros pueblos indígenas de las islas Andamán y Nicobar (puedes descubrir más información sobre las campañas de Survival por los pueblos indígenas no contactados aquí).

Los shompen, que viven en la selva tropical de la isla de Gran Nicobar, al este del océano Índico, han protegido y mantenido un entorno natural único durante miles de años.

Los shompen son cazadores-recolectores nómadas. Viven en grupos pequeños cuyoterritorios están identificados por los ríos que atraviesan su selva.

Como nómadas, suelen establecerse en campamentos en la selva durante semanas o meses antes de trasladarse a otro lugar.

Dos shompen se desplazan en canoa. © Anthropological Survey of India
 

Recolectan una gran variedad de plantas, pero su alimento básico es el fruto del árbol del pandano, al que llaman larop. Como otros cazadores-recolectores, los shompen poseen un profundo conocimiento de su selva y usan la vegetación de la isla de muy diversas maneras. Por ejemplo, con el árbol dhoop blanco fabrican incienso, repelente de mosquitos e incluso un tipo de goma de mascar o chicle.

Los shompen cazan durante todo el año: monos, cerdos, lagartos o incluso cocodrilos forman parte fundamental de su dieta. También plantan pequeños huertos en los que cultivan tapioca, limones, chiles o guindillas y betel, entre otras especies.

Su hogar sagrado, la isla de Gran Nicobar, es pequeño pero cuenta con una biodiversidad increíble: alrededor de un 95% de la isla está cubierta de selva tropical y alberga 11 especies de mamíferos, 32 de aves, 7 de reptiles y 4 de anfibios endémicos… ¡es decir, solo pueden encontrarse allí! Es un lugar donde lagartos y cocodrilos comparten las selvas con macacos y musarañas arborícolas y donde tortugas gigantes comparten las costas con dugongos y delfines.

Mujer shompen recoge guindillas de su huerto en una cáscara de coco. © Survival

 

El derecho a permanecer sin contacto

Aunque algunos de los shompen tienen contacto con sus vecinos del pueblo indígena nicobarese, así como con colonos y funcionarios del gobierno, la mayoría permanece en la selva y tiene poco o ningún contacto con foráneos. Esto no significa que los shompen ignoren el mundo exterior, sino que la mayoría prefiere vivir en aislamiento.

Al igual que ocurre con el pueblo indígena sentinelés de las cercanas islas Andamán, podría ser mortal para los shompen que haya intrusos abriéndose paso a la fuerza en su territorio.

Los pocos shompen que salen del bosque suelen hacerlo para recolectar e intercambiar recursos con foráneos antes de regresar al interior de la isla y compartirlos con otras familias shompen. Son muy conscientes del impacto de las enfermedades y se sabe que los shompen que regresan se instalan en cuarentena en alojamientos especiales alejados de sus asentamientos. Según un informe del gobierno: 

En nuestro intento de llegar al asentamiento principal (...) a unos 50 metros de las 'casas de salida', nos arrojaron lanzas (escapamos por los pelos), ya que los shompen de la región tienen la creencia firme de que los foráneos transmiten enfermedades’
Administración de Andaman y Nicobar

En resumen, la mayor parte de los contactos que establecen los shompen se producen, por ahora, como debería ocurrir con todas las comunidades indígenas: en sus propios términos.

Un grupo de shompen en su hogar en la isla de Gran Nicobar © Survival
 

 

Megadesarrollo = megadesastre

Pero el Gobierno indio planea ahora transformar la pequeña isla de los shompen en el "Hong Kong de la India", lo que cambiará completamente sus vidas para siempre.

El "Gran Proyecto Nicobar" tendrá un impacto devastador en las vidas de los shompen y de los vecinos nicobareses. Como ninguno de los dos pueblos indígenas ha dado su consentimiento al proyecto, éste viola tanto el derecho indio como el internacional.

Las autoridades planean construir en la isla un megapuerto, una ciudad del tamaño de Las Vegas, un aeropuerto internacional, una central eléctrica, una base de defensa, un parque industrial y zonas turísticas en más de 244 km2 de terreno, incluidos 130 km2 de selva tropical. El Gobierno afirma que "compensará" la pérdida de carbono de los bosques plantando nuevos árboles en los matorrales del norte de la India.

Estos proyectos de compensación son falsas soluciones y Survival desarrolla activamente una campaña contra la creciente amenaza que suponen para los pueblos indígenas de todo el mundo. 

Alrededor del 95% de la isla de Gran Nicobar está cubierta de selva. © Twitter

El proyecto ocupará alrededor de un tercio de la isla, la mitad dentro de la Reserva Indígena. Igualmente peligrosa será la masiva explosión demográfica prevista para Gran Nicobar. La población total de la isla ronda actualmente los 8.000 habitantes, pero el Gobierno planea asentar allí a unas 650.000 personas en virtud del proyecto.

El proyecto devastará cuatro asentamientos shompen, junto con sus zonas de caza y recolección en el sur. Su sistema fluvial sagrado también quedará arruinado, y ello a su vez acabará con los árboles de pandano y sus frutos, una de sus fuentes de alimento más importantes. Con sus ríos arrasados, la capacidad de supervivencia de los shompen y su modo de vida se verán abocados al colapso.

Además de causar una devastación social y medioambiental sin precedentes a los shompen, estos planes también aumentan drásticamente su exposición a enfermedades externas frente a las que tienen escasa inmunidad. Al igual que otros pueblos indígenas no contactados del mundo, los shompen son increíblemente vulnerables a estas epidemias que pueden diezmarlos y aniquilarlos.

En febrero de 2024, 39 especialistas internacionales en genocidio escribieron al presidente de la India, describiendo el megaproyecto como "una sentencia de muerte para los shompen, equivalente a un crimen internacional de genocidio”. Pidieron que se abandonara inmediatamente el proyecto. 

Es imposible imaginar cómo podrán los shompen sobrevivir a esta abrumadora y catastrófica transformación de su isla.

Recreación del megapuerto de Gran Nicobar hecha por el Gobierno indio. Este es solo uno de los proyectos a gran escala previstos que provocarían una gran destrucción medioambiental en la única isla de los shompen. © Ministry of Ports, Shipping and Waterways
 


Actúa urgentemente por los shompen

A pesar de que innumerables personas y organizaciones de la India piden que se abandone el proyecto, el Gobierno de la India parece decidido a seguir adelante. Lo más preocupante es que el Ministerio de Medio Ambiente, Bosques y Cambio Climático ya ha expedido permisos para talar 800.000 árboles sin el consentimiento de los shompen ni de los nicobareses.

Survival está haciendo un llamamiento a la ciudadanía mundial para que nos movilicemos para detener este proyecto de consecuencias devastadoras.

Los shompen llevan unos 10.000 años viviendo en Gran Nicobar  y tienen todo el derecho a seguir haciéndolo, pero su supervivencia está ahora en peligro. Necesitan urgentemente que el mayor número posible de personas se alce en defensa de sus derechos para que puedan sobrevivir a esta amenaza a su existencia.

Hombre shompen en la selva de Gran Nicobar. © Andaman Nicobar Collective
 

 

Actúa ahora para ayudar a Los shompen

  • Suscríbete a nuestro boletín digital para estar al día las denuncias y reivindicaciones indígenas y actuar cuando más se necesita.
  • Investigar y denunciar casos como este solo es posible gracias a la generosidad de nuestra comunidad de personas socias y donantes. Si, como Survival, crees que solo se puede lograr desde la independencia y libres de toda presión, contamos contigo: ¡alíate!

Compartir

Recibe nuestros emails

Para estar al día de nuestras campañas y enterarte qué puedes hacer para defender los derechos indígenas. Nuestras acciones urgentes por email son una parte fundamental de nuestras campañas y nos ayudan a ganar batallas, así que apúntate.

Noticias relacionadas Los shompen